Chile puede volver a ser un ejemplo para el mundo en desarrollo

Chile tuvo una enorme influencia en el pensamiento económico. Durante la dictadura de 1973 a 1990 del general Augusto Pinochet, los discípulos del credo del libre mercado de Milton Friedman fueron pioneros en políticas radicales como la apertura de la economía al comercio mundial, la privatización de empresas estatales y la creación de pensiones privadas. Margaret Thatcher era una admiradora.

La dictadura de Pinochet comenzó con un golpe de estado y terminó con un terrible historial de derechos humanos: más de 3.000 asesinatos políticos y miles más torturados o exiliados. Esa era de represión fue afortunadamente enterrada con una transición pacífica a la democracia, pero las políticas económicas favorables al mercado de la dictadura han sobrevivido a través de gobiernos electos exitosos. Se les atribuyó el haber convertido a Chile en una de las naciones más favorables a los inversores del mundo en desarrollo y una de sus economías de más rápido crecimiento, aunque con una desigualdad persistentemente alta.

El viernes, Chile entra en una nueva era con la toma de posesión como presidente de Gabriel Boric, un joven de izquierda que representa una ruptura total con su antecesor, el multimillonario conservador Sebastián Piñera, de 72 años. Al mismo tiempo, una asamblea especialmente elegida está reescribiendo por completo la constitución de la era de Pinochet.

La esperanza es que Chile pueda reinventarse para brindar niveles europeos de bienestar y justicia social mientras preserva el crecimiento económico y la inversión necesarios para pagarlo. El riesgo son los niveles europeos de crecimiento y deuda, y un estado en rápida expansión que lucha por financiarse y gastar de manera inteligente.

READ  ¿Qué se puede esperar del sector eléctrico de Chile en 2022?

El nuevo gobierno y la asamblea constituyente son resultado de las protestas que envolvieron a Chile desde octubre de 2019. Los manifestantes exigían una sociedad más justa e inclusiva, mejores servicios públicos y pensiones dignas. Boric estaba entre los manifestantes y, a sus 36 años, pertenece a su generación. Está profundamente comprometido con los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas, y con el respeto al medio ambiente. Fue elegido en una plataforma de aumentar drásticamente los impuestos para financiar grandes mejoras en los servicios públicos.

Los inversores se han asustado por el giro a la izquierda de Chile. Más de 50.000 millones de dólares han salido del país desde las protestas callejeras y los negocios han aplazado grandes proyectos. Boric ha tratado de disipar los temores nombrando a un respetado tecnócrata, Mario Marcel, como ministro de finanzas y enfatizando la responsabilidad fiscal.

El nuevo presidente ha mostrado una voluntad de estadista para sanar las divisiones causadas por una elección altamente polarizada. Ha criticado duramente los regímenes represivos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, para disgusto de sus socios menores de coalición, los comunistas.

Hasta aquí todo bien. Pero se avecinan enormes desafíos. La economía corre el riesgo de estancarse a medida que se retira el estímulo pandémico. Los precios récord del principal producto de exportación de Chile, el cobre, están más que compensados ​​por los precios más altos de la energía. Boric carece de mayoría en el Congreso, donde cada proyecto de ley debe negociarse minuciosamente.

El mayor riesgo de todos es el resultado impredecible de la asamblea constituyente. Elegido durante la pandemia con una baja participación, está dominado por la izquierda radical y los independientes inconformistas. Las propuestas hasta ahora debatidas (aunque no aprobadas) incluyen la creación de 11 sistemas distintos de justicia para diferentes grupos indígenas, la abolición de la separación de poderes “burguesa” y la nacionalización de la minería.

READ  El Programa Nacional de Asistencia ayudará a pagar las facturas de agua de los necesitados.

Boric tiene una rara oportunidad de demostrar que Chile puede nuevamente marcar tendencias a nivel mundial, esta vez mediante la creación de una sociedad más justa y ecológica, al mismo tiempo que preserva el crecimiento y la inversión privada. Ese podría ser un nuevo modelo, tanto para América Latina como para el mundo en desarrollo. Pero será necesario que Boric controle las payasadas de la asamblea constituyente.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

REPORTEPLATENSE.COM.AR ES PARTICIPANTE EN EL PROGRAMA DE ASOCIADOS DE AMAZON SERVICES LLC, UN PROGRAMA DE PUBLICIDAD DE AFILIADOS DISEÑADO PARA PROPORCIONAR UN MEDIO PARA QUE LOS SITIOS GANAN TARIFAS DE PUBLICIDAD POR PUBLICIDAD Y ENLACE A AMAZON.COM. AMAZON, EL LOGOTIPO DE AMAZON, AMAZONSUPPLY Y EL LOGOTIPO DE AMAZONSUPPLY SON MARCAS COMERCIALES DE AMAZON.COM, INC. O SUS AFILIADAS. COMO ASOCIADO DE AMAZON, GANAMOS COMISIONES DE AFILIADOS DE COMPRAS QUE CALIFICAN. ¡GRACIAS, AMAZON POR AYUDARNOS A PAGAR LOS GASTOS DE NUESTRO SITIO WEB! TODAS LAS IMÁGENES DE LOS PRODUCTOS PERTENECEN A AMAZON.COM Y SUS VENDEDORES.
reporteplatense.com.ar