Jujuy: Denuncian un "estado policial" tras la represión en Ledesma
Viernes, 15 de Julio de 2016 15:19

--Organismo jujeños que integran una mesa coordinadora contra el ajuste y la represión denunciaron la existencia de un "Estado Policial" en la provincia, "similar al del 76", al repudiar la represión que sufrieron trabajadores del Ingenio.

Los organismos aseguraron que la represión en mano de fuerzas policiales que "respondieron a los intereses de la empresa de la familia Blaquier".

Asimismo, como parte de los argumentos que llevan a denunciar el estado de supresión de libertades, se mostraron preocupados por las nuevas detenciones de integrantes de la Organización Tupac Amaru, entre ellos Raúl Noro, esposo de la dirigente social Milagro Sala, en el marco de lo que acusan como una "persecución política".

Dichas declaraciones fueron vertidas en una conferencia de prensa realizada por dicha Mesa, compuesta de distintos organismos de derechos humanos jujeños, entre ellos Madres y Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Jujuy, además de agrupaciones políticas.

"Vemos con preocupación esta situación, donde hay constantemente ataques tanto a organizaciones sociales, dirigentes, como a trabajadores. Desde ya denunciamos que es un régimen policíaco lo que se vive en la provincia", aseguró Natalia Morales, integrante de la Mesa Coordinadora y dirigente del PTS.

Agregó que "no se puede permitir que las fuerzas policiales hayan reaccionado de esa manera en Ledesma, en el marco de un conflicto por paritarias que están teniendo los trabajadores de esa empresa" y que dicha situación "no debe pasar desapercibida en el país".

En tanto, remarcó que el estado policial no solo se refleja en la represión a los trabajadores del azúcar, sino también en los despidos persecutorios con causas abiertas, como ser a trabajadores de la empresa Aceros Zapla o lo que ocurre con obreros del ingenio La Esperanza.

Sobre el violento hecho sucedido en Ledesma aseguraron que el mismo tiene un "fuerte contenido simbólico" por mostrarse "similar a lo vivido en el 76" cuando trabajadores del Ingenio fueron perseguidos y hasta desaparecidos en manos de fuerzas policiales y, señalan a Pedro Blaquier, en aquel entonces al frente de la empresa.

"Una represión como ésta, a menos de una semana de cumplirse 40 años de La Noche del Apagón, no podemos dejarla pasar por alto. Menos cuando vemos como la patronal nuevamente reprime, asusta y atemoriza a los trabajadores como única respuesta al reclamo social", señaló Leonardo Rosales, integrante de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Ledesma.

Por otro lado, Fabiola Suarez, integrante de ATE Jujuy y de la CTA, se sumó al repudio al señalar que lo vivido en Ledesma "es un claro mensaje del gobierno a días de llevarse a cabo la marcha en conmemoración de La Noche del Apagón", al tiempo que señaló que seguramente en los próximos días Pablo Micheli, de la CTA, viaje a Jujuy a apoyar a los trabajadores.

En tanto, el diputado provincial por el Frente Unidos y Organizados, Juan Esquivel, relató la situación de tensión vivida en Ledesma, a donde asistieron apenas conocido el enfrentamiento, y denunció que el jefe del operativo se negó a dar datos del conflicto, al tiempo que trabajadores heridos permanecían aislados sin asistencia médica.

Sobre el conflicto salarial, avaló el reclamo de los trabajadores al decir que Ledesma es el ingenio más grande del país y pretende darle un aumento mucho menor a sus trabajadores que el que dieron otros ingenios más chicos.

Finalmente, se refirió a las nuevas detenciones de integrantes de la Tupac Amaru y advirtió que "no se puede seguir tapando la pobreza y la desocupación con el circo que se ha creado en torno a Milagro Sala y el juzgamiento público, sostenido por los medios de comunicación, sin que se haya pasado por un justo juicio".

En la conferencia también estuvo presente la diputada nacional Silvia Horne, quien aseguró que tanto la represión a los trabajadores como las nuevas detenciones de miembros de la Tupac Amaru, deben sin lugar a dudas prender una alarma en el marco de lo que "representa un nivel de impunidad muy grande".

"El gobierno aduce que las fuerzas policiales fueron atacadas cuando lo que ha ocurrido es que un conflicto laboral fue reprimido ferozmente, como no sucedía hace muchísimos años", aseguró, y señaló que ya se presentó ante la comisión de derechos humanos del Congreso Nacional una "nueva denuncia respecto al estado policial en Jujuy y las consecuencias que está generando".

 
Banner
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner
Site Meter