El nuevo gobierno anuncia un aumento en el número de policías en algunas comunas y un plan para combatir el aumento de la delincuencia. Ha sido una promesa de gobiernos de derecha e izquierda y los datos son malos.

Desde nuestra experiencia parlamentaria en materia de seguridad ciudadana, serios especialistas confirman que la policía es solo un factor de solución. La tarea integral, a partir de la educación, los valores culturales de la convivencia y el desarrollo social, requiere de al menos cinco acciones integradas y sistematizadas:

  1. Legislación adecuada.
  2. Policía bien entrenada.
  3. Justicia efectiva y oportuna.
  4. Un sistema penitenciario de castigo y rehabilitación. Algo ajeno a las mentalidades garofálicas punitivas que siguen creyendo que las cárceles deberían ser como La Conciergerie, que podéis ver en el boceto a tinta china que encabeza estas líneas, que dibujé de pie en el Pont Neuf. En París, María Antonieta, humillada antes de ser cruelmente guillotinada, tuvo mejores condiciones que las reclusas hacinadas de Chile y América Latina, en cárceles que son escuelas del crimen. Y
  5. Planes y programas controlados para la reinserción social de los excarcelados.

En la crisis social chilena, aunque el desprestigio de las instituciones incluye a la policía civil y carabineros, la ciudadanía exige más acción policial. Sin embargo, la misma política que los convoca a utilizar la fuerza del Estado contra el crimen, conspira contra el compromiso policial cuando éste aún no sabe regular la represión justa con los DDHH y por ello se inhibe o se excede. Carabineros se siente amenazado por el maximalismo de aspecto humanista que exhibe el programa del presidente Boric cuando la carta amenaza con eliminar la diferencia entre oficiales y suboficiales y que en su entorno político construyó un discurso de deslices anticarabineros durante su reciente campaña. Mientras la derecha sólo pide mano dura y un sector de la izquierda parece llamar a la acción-inacción de la policía, la política muestra una incapacidad para exigir y dotar a los carabineros para una misión eficaz con principios humanistas y construir del Estado la tarea integral de los cinco factores mínimos.

READ  Wagner lidera uno en Chile