Adriana Rivas: Niñera acusada de crímenes de lesa humanidad lucha contra la deportación

Sydney Aya, quien enfrenta cargos por torturar y desaparecer a miembros de un partido político en Chile, está luchando para ser deportada.

Ex niñera de Sydney acusada de crímenes de lesa humanidad y supervisa la desaparición de siete opositores políticos chilenos en la década de 1970, lanzando otro intento para detener su deportación.

Adriana Rivas enfrenta siete fuertes cargos de secuestro y enfrenta la deportación a Chile, donde se dice que ayudó e instigó la desaparición de miembros del Partido Social durante el brutal régimen de Augusto Pinochet.

La Sra. Rivas admitió ser miembro de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) de la policía secreta chilena.

Más temprano ese día, un tribunal federal escuchó que Rivas era un agente de la Brigada de Operaciones Especiales de Tina, la Brigada Loudaro.

Según la policía chilena, la brigada Laudoro está involucrada en la investigación, tortura y asesinato de manifestantes políticos.

Fue acusada en Chile de la presunta desaparición de seis miembros del Partido Comunista de sexo masculino y la captura de Renault del Carmen Pereira Plaza, que estaba embarazada de cinco meses.

Emigró a Australia a fines de la década de 1970 y trabajó como niñera en los suburbios del este de Sydney.

En agosto de 2018, llegó una solicitud de deportación a Canberra, quien fue arrestada en febrero de 2019.

El año pasado, un magistrado de Sydney dictaminó que merecía la deportación.

Perdió las apelaciones contra el veredicto en las Cortes Suprema y Federal de Nueva Gales del Sur, pero comenzó otra apelación ante el pleno de la Corte Federal.

Su abogado, Frank Chandice, argumentó el jueves que los tribunales australianos deberían ser silenciados por la extradición de Chile porque violaba las leyes de América del Sur.

READ  World Travel Awards para Argentina, Chile y Montevideo; Latham pasó a llamarse Mercopress, la aerolínea líder en América del Sur

Dijo que su caso violaba la propia ley de amnistía de Chile y no debería ser devuelto.

“No hay nada que impida que los tomadores de decisiones australianos se formen una opinión de que lo que está sucediendo en Chile es ilegal”, dijo Chandici.

“Por lo tanto, Australia, como su propio soberano, no debe ejecutar ni respetar el tratado de extradición en este caso en particular”.

Pero la jueza Debra Mortimer, una de las tres jueces que escuchan el caso, dijo que “confundiría” el derecho internacional de extradición.

“Desafía la premisa básica de la Ley de Deportación, lo que significa que el estado requerido y su tribunal no interferirán … cómo se interpreta la ley en el estado solicitado”, dijo el juez Mortimer.

También señaló que a pesar de las leyes de amnistía del país, la Corte Suprema de Chile ha dictaminado que casos como el de la Sra. Rivas pueden continuar.

El Sr. Chandisi argumentó que no había pruebas que demostraran que la Sra. Rivas sabía de la desaparición, tortura y asesinato de siete personas y que no estaba simplemente cumpliendo con su deber como guardia.

“No hay nada que pueda ayudar al tomador de decisiones … a entender cuál es el estado de ánimo de la Sra. Rivas”, dijo Chandisi.

“En otras palabras, ¿sabe ella que está involucrada en la detención ilegal de estas personas, sin importar las funciones que desempeñe?”

Sin embargo, el juez Robert Bromwich argumentó que no era función del tribunal dictar sentencias sobre la base de un juicio.

“Parece que está examinando los méritos del caso”, dijo el juez Bromwich.

READ  ¿Completamente vacunado? Ahora puedes saltarte el aislamiento en Chile a partir del 1 de noviembre

El tribunal aplazó su sentencia hasta una fecha.

Leer temas relacionados:Sydney

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

reporteplatense.com.ar