Opinión - Análisis
Cabeza rapada
Viernes, 15 de Abril de 2016 00:47

..Por Rober Mur

(Testimonio de Pablo G.)

Lo único que necesitás para inventar un nazi es agarrar a un tipo medio pelo resentido, que se sienta zarpado y con miedo. Mucho miedo. Eso me lo dijo un chabón que estudiaba historia o sociología, algo así, años después cuando me fui del barrio. Y yo lo entendí porque viví con miedo mucho tiempo, cagadísimo en las patas, cuando era más chico. Cosas que te pasan cuando vas creciendo, viste. De lo que pasaba en el barrio, en la tele, de que me afanen, de la yuta; los quilombos. Capaz que por eso me agarró por ese lado. Y después, obvio: sos pendejo, tenés bronca de cosas y ahí te cae la ficha. Salí a la calle a armarme con lo que sea.

 
El hambre del alma
Miércoles, 30 de Marzo de 2016 01:09

..Por Rober Mur

Los sábados ya casi no salgo. En los últimos años envejecí de golpe y me cuesta horrores moverme de casa, caminar mil cuadras en la noche para gastar dinero que no tengo. Aún así, pocas cosas disfruto tanto como encerrarme en el polverío hediondo de mi habitación con dos o tres botellas de cerveza y pasar la madrugada entera revolviendo archivos de las obras de arte que producía Diego Maradona en las canchas de fútbol.

 
La Argentina como plusvalía
Martes, 22 de Marzo de 2016 16:16

--

Declaración de Espacio Carta Abierta

 
El 24 de marzo de 1976 y el rol de los grandes diarios
Sábado, 26 de Marzo de 2016 03:12

--Por Mariano Tomaselli Pizá

En un proceso similar al padecido por muchos países latinoamericanos, entre 1976 y 1983 se instauró en la Argentina, la Dictadura Cívico Militar más sangrienta de la historia contemporánea. Al igual que ocurrió en países hermanos de centro y sur de América el plan sistemático surgió para aniquilar el pensamiento nacional.

 
El acto violento de cada día
Jueves, 03 de Marzo de 2016 01:52

--Por María Luisina Quiroga

Hace algunos días, andando en bicicleta por la ciudad muy temprano a la mañana, me pasó algo bastante crudo en la calle, a la vista de todo el barrio. Al lado mío, un auto que mantenía la misma velocidad que mi bicicleta, me "acompaño" por unas cuadras, sin que me percatara de su presencia. En un momento, me llamó la atención que no se adelantara y miré hacia el móvil a ver qué pasaba. El conductor estaba masturbándose y riendo a la vez, ante mi expresión de asombro y miedo. Al comprobar que tenía mi atención, aceleró el automóvil y se perdió entre los demás.

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 3 de 21
Banner
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Site Meter