Dolor y bronca en la despedida de las víctimas de la explosión de la escuela de Moreno
Viernes, 03 de Agosto de 2018 15:18

--

Cientos de vecinos y vecinas, estudiantes y docentes participaron hoy del velatorio y el entierro de la vicedirectora de la Escuela 49 de Moreno, Sandra Calamano, y el portero Rubén Rodríguez, quiénes fallecieron luego de una explosión producto de una fuga de gas.



Durante la jornada, en la que se realizó una caravana que pasó frente a la escuela, se vivieron momentos de intenso dolor, bronca y reclamos ante la inacción de las autoridades provinciales frente a cada pedido por fugas de gas que la institución había realizado.

El director, que estaba de licencia médica tras haber sido baleado en un robo que sufrió en la puerta de la escuela, señaló que "se hacían notas día por medio denunciando la situación. Tardaban una semana hasta que venían a revisar. Es una vergüenza. Ninguna escuela de la Provincia está en condiciones de dar clases. Tengo 30 años de antigüedad en el sistema. A mí no me la van a venir a contar".

Por su parte, Marcela, una docente compañera de Sandra reclamó que "no es justo que digan que tenemos de prisioneros a los chicos, que nos hagan trabajar en estas condiciones. No tenemos materiales, no hay nada. Hasta para comprar el pan ponemos plata. No tenemos tizas, no tenemos nada". Y relató: "Sandra vivía para el colegio. Nuestra escuela es una familia. Pasamos ocho horas acá".

"Mi compañera reciclaba cosas para usarlas con los alumnos. Entre nosotros poníamos plata para pagar el pan. Esto fue un asesinato porque nadie controlaba nada. Queremos que se haga justicia" pidió Deborá, también docente de la institución.

Frente a la escuela, padres, madres y estudiantes dejaron carteles de agradecimiento, flores y velas. A dos días de la explosión que se cobró las dos vidas de trabajadores de la educación, la gobernadora María Eugenia Vidal aún no se pronunció sobre el hecho.

 
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Site Meter