Memoria en los tiempos que corren
Viernes, 07 de Octubre de 2016 17:44


Foto: Luis Angel SalomónFoto: Luis Angel SalomónPor Diana Pizá *

Cuando hablamos de hacer memoria, de recordar, solemos explicar, por si algún distraído nos escucha, que se trata de volver a pasar por el corazón, revivir situaciones, momentos, personas y cosas en su contexto. Este acto de sacar desde nosotros y volver a poner en "carne viva", desde una nueva perspectiva, con muchos agregados de vida y reflexión, nos brinda posibilidades que no podemos desaprovechar. Sería una conducta irresponsable, de absoluta traición a principios enunciados, anunciados y vapuleados, sería volver a poner una venda sobre la historia, desconocer sufrimientos y heridas sociales que aún supuran.

 

No escarbar en la memoria, si es que alguien no lo lleva a flor de piel o no lo conoce por su juventud, es abonar un retroceso profundo y doloroso. Porque hacer memoria no es solo la individual, la propia, es hurgar en la colectiva, la popular la de "al lado" que es la mía también, en realidad.

Hacer memoria es buscarnos a nosotros mismos, si no nos animamos a sentirnos "nosotros", es reconsiderar nuestra propia constitución, de qué estamos hechos, de dónde surgen nuestras certezas, nuestras dudas permanentes, miedos, gustos en apariencia personalísimos. Hacer memoria en descifrar en suma cuales son las herramientas con que pienso, cuales son las convicciones que no nos voltearon con el practicismo y la adaptación a lo posible, cuál es la vara con la que mido verdades y mentiras, hipocresías y errores. Posiblemente, también, hacer memoria es identificar cuantas veces intentaron convencernos que las ideologías no existen, en que el realismo mágico no es el reconocimiento de una América Latina descubriéndose sino las vidrieras llenas de "novedades" tirables" la temporada siguiente.

Hoy, pretenden que creamos que la alegría no es la dignidad y la justicia sino, el virtualismo de los lujos de otros, de unos pocos, "los ellos", que bailan por TV con mucho glamour y se embolsan la comida, la salud, la educación, el trabajo digno, la justicia por los delitos de lesa humanidad; cometidos por los asesinos de la dictadura. Pretenden embolsarse nuestro futuro, la posibilidad más cierta de ser felices, nosotros, "los nosotros" que andamos juntos la historia buscando caminos de dignidad. Hacer memoria sería recordar a Eduardo Galeano cuando escribía "... la ambigüedad, en tiempos como este, está muy cerca de la mentira."

*Integrante del MONADI

 
Banner
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Site Meter