Científicos de la UNLP buscarán agua subterránea para pueblos originarios chaqueños
Miércoles, 15 de Abril de 2015 10:42

Un grupo de docentes y estudiantes buscarán agua dulce subterránea en pequeñas comunidades aborígenes y rurales de la localidad chaqueña de Miraflores para beneficiar a miles de habitantes que carecen de ese recurso.

 

El proyecto se realizará "en una región especialmente castigada por las sequías, lo que pone en riesgo la vida de los pobladores como así también afecta a la incipiente actividad agrícola y ganadera", informaron fuentes de la UNLP.

La iniciativa surgió a partir de la propia preocupación de un joven estudiante de la carrera de Geofísica de la UNLP, nacido en Miraflores.

En esa localidad cerca de 15.000 habitantes conviven a diario con la escasez de agua y, en algunos casos, dependen de extensas caminatas para proveerse de este recurso natural.

El proyecto fue tomando forma en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas hasta que el programa "Geofísicos sin Fronteras" que lleva adelante la Sociedad de Exploración Geofísica, decidió hacerse cargo de su financiamiento.

La iniciativa fue presentada hoy por el presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Raúl Perdomo, quien destacó su importancia dado que "pone el conocimiento científico de la universidad al servicio de las necesidades concretas y urgentes de nuestros compatriotas del Chaco".

Los responsables del proyecto destacaron que ahora el desafío "es encarar las tareas de exploración en busca de agua dulce para luego poder abastecer a las diferentes comunidades de la zona".

Sin embargo, la tarea no se agota en la búsqueda del agua, ya que además se debe garantizar que sea apta para el consumo humano.

Para ello, se prevé los análisis correspondientes para conocer la calidad del agua y si es necesario someterla a tratamientos para su purificación.

Los geofísicos que trabajarán en el Chaco, pertenecientes al Grupo de Geofísica Aplicada de la UNLP, van a realizar "sondeos eléctricos verticales y tomografías eléctricas, con el objetivo de conocer la litología de la región y poder identificar cuerpos de agua someros y profundos", según se explica en el proyecto.